¿Sabes qué es la xerostomía?

También conocida como el síntoma de la boca seca, no se considera una enfermedad, más bien se puede definir como una sensación de falta de saliva, y aunque se suele tener esta incomodidad alguna vez en la vida, ya sea por estrés o nervios, sobre todo en la edad adulta, cuando es recurrente deja de ser normal y puede ser un indicio de problemas de salud.

La definición médica de este síndrome es xerostomía, producto de una alteración del funcionamiento de las glándulas salivales, y puede ser causada por diferentes patologías como: el VIH, la diabetes, el síndrome de Sjögren y la mayoría de los pacientes oncológicos también lo padecen. Además se ha descubierto que algunos medicamentos producen esta incomoda sensación.

Ulloa y Fredes (2016) afirman:

Las manifestaciones clínicas que acompañan a la xerostomía son odinofagia, disfagia, halitosis, disgeusia, disartria, dificultades para hablar y sensación de ardor en la boca. Al examen físico destaca la presencia de queilitis angular, lengua depapilada, caries, candidiasis oral a repetición y mala adaptación a prótesis dentales con ulceraciones frecuentes, estas 3 últimas son consideradas complicaciones a largo plazo. Asociado a esto siempre debe considerarse la sintomatología de la patología de base que cursa con xerostomía.

Por otra parte, según Mayo clinic los síntomas de la boca seca incluyen:

• Problemas para masticar, tragar, degustar o hablar
• Sensación de ardor en la boca
• Sensación de sequedad en la garganta
• Sequedad o una sensación de viscosidad en la boca
• Saliva que se siente espesa y fibrosa
• Mal aliento
• Dificultad para masticar, hablar y tragar
• Dolor de garganta o garganta seca y ronquera
• Lengua seca o con surcos
• Cambios en el sentido del gusto
• Problemas para usar dentaduras postizas

Tratamiento de la xerostomía

La medidas recomendadas para tratar este problema son:

– Evitar el consumo de alcohol.
– Mantener una adecuada higiene dental: Uso de pasta dental fluorada, enjuague bucal con antimicrobianos.
– Realizar un control periódico con odontólogo.
– Usar un humidificador nocturno.
– Masticar chicle o consumo de dulces sin azúcar para estimular la salivación.
– Ingesta de 2 litros de agua de diario dividido en pequeños sorbos de forma frecuente.

Sustitutos salivales

Cabe recalcar que, sumado a las recomendaciones generales, es importante el uso de sustitutos salivales ya que hacen parte del tratamiento y cumplen una función determinante en el alivio.

Los sustitutos de saliva han demostrado ser útiles para el alivio de la boca seca. Son confeccionados con un pH neutro y contienen electrolitos en concentración similar a la saliva normal. Su matriz corresponde a mucina o metilcelulosa. Los productos basados en mucina son mejor tolerados y presentan una duración mayor. Se encuentran disponibles como sprays, enjuagues y gel (Ulloa, Fredes, 2016).

Si se tiene alguno de los síntomas mencionados anteriormente se debe acudir al médico, quien remitirá alternativas y recetará el tratamiento adecuado para disminuir la molestia, de manera que se pueda llevar una vida más saludable. También es importante reconocer si este problema es debido a una enfermedad y no dejarlo pasar o normalizarlo, pues existen soluciones con las que se pueden mejorar la calidad de vida.


Referencias:

Ulloa B, J Patricio, & Fredes C, Felipe. (2016). Manejo actual de la xerostomía. Revista de otorrinolaringología y cirugía de cabeza y cuello, 76(2), 243-248.
https://dx.doi.org/10.4067/S0718-48162016000200017

Sequedad de boca. Mayo Clinic. Recuperdado de:
https://www.mayoclinic.org/es/diseases-conditions/dry-mouth/symptoms-causes/syc-20356048

¡ Comparte nuestra publicación !

About the author

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.