¿Qué tanto sabemos sobre el Dengue?

Es mucho y poco lo que conocemos realmente sobre el Dengue. Esta infección se transmite a través de la picadura de mosquitos infectados (Aedes aegypti), los síntomas suelen ser similares a una gripa y aparecen de 3 a 14 días después de la picadura. Se estima que el 40% de la población mundial está en riesgo de contraer Dengue OMS (2022), infección que no discrimina, ya que puede afectar a personas de cualquier edad.

El Dengue presenta comúnmente síntomas como; fiebre elevada (40º C), dolor de cabeza muy intenso, dolor detrás de los globos oculares, dolores musculares y articulares, náuseas y vómitos, pérdida de apetito, agrandamiento de los ganglios linfáticos y salpullido. Además, encontramos el Dengue Grave, antes llamado Dengue Hemorrágico, que se presenta cuando es una complicación potencialmente mortal causando; dolor abdominal intenso, vómitos persistentes, respiración acelerada, hemorragias en las encías o la nariz, fatiga, agitación, agrandamiento del hígado y presencia de sangre en el vómito o las heces.

Existen cuatro serotipos distintos del dengue que provienen de la familia Flaviviridae: DENV-1, DENV-2, DENV-3 y DENV‑4. Según los expertos se cree que la recuperación de la infección otorga inmunidad de por vida contra el serotipo que ha causado la infección, pero las infecciones posteriores (secundarias) causadas por otros serotipos aumentan el riesgo de padecer el dengue grave, según la OMS (2022).

Este virus se presenta en los climas tropicales y subtropicales de todo el planeta. El dengue particularmente tiene un comportamiento estacionario, es decir, en el hemisferio Sur la mayoría de los casos ocurren durante la primera mitad del año, en cambio, en el hemisferio Norte, los casos ocurren mayormente en la segunda mitad. OPS (S.F). En la mayor parte de los países de Asia y América Latina, el dengue se ha convertido en una de las causas principales de hospitalización y muerte en los niños y adultos.

Los mosquitos del dengue los podemos encontrar en zonas urbanas con altitudes inferiores a 2200 metros sobre el nivel del mar, ponen sus huevos en depósitos de agua limpia como albercas, floreros de plantas acuáticas, llantas, baldes de agua y cualquier recipiente que está a la intemperie y que pueda almacenar agua. MinSalud (S.F)

A pesar de que se han venido realizando diferentes campañas preventivas a la población sobre el riesgo de Dengue, su crecimiento es alarmante para las entidades gubernamentales y ONGS. Tal como lo expone en su informe la OMS (2022) “La incidencia del dengue en el mundo ha aumentado enormemente, y actualmente alrededor de la mitad de la población mundial corre el riesgo de contraer esta enfermedad. Se estima que hay entre 100 y 400 millones de infecciones cada año, si bien más del 80% de ellas son generalmente leves y asintomáticas.”

INS. Situación epidemiológica de dengue por entidad territorial. Dengue, Periodo epidemiológico I, Colombia, 2022
INS. Situación epidemiológica de dengue por entidad territorial. Dengue, Periodo epidemiológico I, Colombia, 2022

Un estudio llamado “Barreras y conductas negativas que prevalecen en la prevención y control del dengue en la ciudad de Cartagena-Colombia.” Passos (2021) evaluó a 90 personas residentes en tres localidades comuneras del Distrito de Cartagena de Indias en Colombia, que tuvieran una alta posibilidad de contraer Dengue. Con el fin de encontrar esas falencias en temas de prevención contra esta infección. Los resultados fueron que estas personas viven en condiciones precarias y a pesar, que por algunas campañas realizadas por las entidades tienen conocimiento sobre el dengue, la suelen relacionar con otras enfermedades como la gripe. Además, la población le da más importancia a otros problemas sociales, como la violencia y la inseguridad en la zona, dejando en un segundo plano la problemática del Dengue.

Con esto podemos deducir que las poblaciones con mayor de riesgo de contraer el virus del Dengue, suelen ser aquellas que viven en lugares de clima cálido dado por la latitud en la que habita el vector, sumado a estancamientos de agua para su reproducción. Pese a que a que existe tratamiento para el manejo sintomático y que se encuentra en desarrollo la primera vacuna contra el Dengue; debemos reforzar la pedagogía, invertir más en la Salud Pública y fortalecer acciones de educación y promoción de la salud en las comunidades.

En Infectoweb les traemos algunas recomendaciones para prevenir el Dengue:

  • Cubrir sitios de estancamiento de agua, como baldes o albercas.
  • Eliminar correctamente los desechos sólidos y los hábitats artificiales que puedan acumular agua.
  • Cubrir, vaciar y limpiar cada semana los recipientes donde se almacena agua para uso doméstico.
  • Uso de insecticidas
  • Informar a la comunidad sobre los riesgos de las enfermedades transmitidas por mosquitos.
  • Usar ropa adecuada, camisas de manga larga y pantalones largos.
  • Usar mosquiteros o toldillos en las camas.
  • Aplicar a la piel expuesta un repelente contra insectos.

Referencias

OMS. (2022). Dengue y dengue grave. Organización Mundial de la Salud.
https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/dengue-and-severe-dengue

Instituto Nacional de Salud. (2022). DENGUE Periodo epidemiológico I, Colombia, 2022.
https://www.ins.gov.co/buscador-eventos/Informesdeevento/DENGUE%20PE%20I%202022.pdf

MInSalud. (S.F). Dengue. Ministerio de Salud. https://www.minsalud.gov.co/salud/publica/PET/Paginas/dengue.aspx

Passos, E. Archibold, R. (2021). Barreras y conductas negativas que prevalecen en la prevención y control del dengue en la ciudad de Cartagena-Colombia. Revista El Labrador. Vol. 5. Num 1.   http://revistaellabrador.net/index.php/RevistaElLabrador/article/view/14

¡ Comparte nuestra publicación !

About the author

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.