Medidas para prevenir el Coronavirus

Tras 6 meses de aislamiento obligatorio, la sociedad ha tenido que adaptarse a cambios drásticos en cuanto a sus medidas de seguridad, por lo tanto, es necesario conocer algunos de los errores más frecuentes que se cometen quizás por desinformación o por la sobreabundancia informativa en la que nos encontramos en la actualidad, para esto despejaremos algunas de las dudas más frecuentes y que pueden cambiar sus medidas de autoprotección durante la pandemia de la COVID-19.

Es indispensable en esta nueva adaptación a la realidad, tengamos en cuenta que el lavado de manos es una forma de salvar vidas, esto debe realizarse por lo menos cada tres horas, para que el agua y el jabón puedan disolver la capa proteínica de este virus. En caso de no poder hacerlo, utilice limpiadores a base de alcohol, sin embargo, la medida de asperjar alcohol sobre la ropa o los zapatos no resulta de utilidad, pues el virus no trepa, éste encuentra un portador, que no cuenta con las medidas necesarias para evitarlo, pues hasta el momento las evidencias científicas demuestran que se da contagio, solo si hay contacto directo entre las mucosas y los objetos.

Es importante que exista alejamiento físico, este se da a mínimo 1 un metro y medio entre persona y persona, precisamente para evitar la propagación del virus, pero además es indispensable el uso de tapabocas, éste es considerado un filtro que permite el intercambio de aire, dejando en su superficie partículas e incluso micro organismos, por lo tanto disculpas como la molestia en la garganta no debe ser excusa, para esto es necesario que haya una hidratación constante para disminuir incomodidades. Entre las medidas de prevención se encuentra evitar aglomeraciones, pues a mayor número de personas, las posibilidades de contagio serán mayores, así mismo evitar estar en espacios cerrados, si Usted está en un espacio abierto en el que la circulación aire, el virus transitará de forma más rápida.

Cabe resaltar que muchas personas hacen uso indiscriminado de los guantes, es necesario detenerse en este punto, estos elementos evitan que sus portadores se laven las manos por la falsa idea de protección, constituyéndose en un medio de contagio, al presentarse mayor contacto con microorganismos y gérmenes, frente a casi nulas medidas de asepsia. Hay elementos de bioseguridad, que preferiblemente solo deben ser empleados por personal de la salud, por ejemplo, gorros, tapabocas N95, escudos de protección facial, los cuales deben ser utilizados con protocolos previamente fijados, que evitan su contaminación.

La misma necesidad de prevenir este virus, ha causado sobrecostos o incluso la escasez de tapabocas, lo cual pone al usuario en serios aprietos, pero aquí algunas sugerencias que nos pueden ayudar, los tapabocas de tela son aceptados siempre y cuando cumplan con condiciones de seguridad, tales como contar con una capa absorbente y una impermeable, que puede funcionar como escudo para la prevención; además deben contar con materiales de alta calidad. Ya que las mascarillas médicas tienen como particularidad que son desechables en un solo uso y tras pocas horas debe ser desechado, pero además debe ser destruido para evitar que sea reutilizado y causar mayor contaminación, por lo tanto, hacer uso de un tapabocas de tela es válido, pero recuerde que después de retirarlo debe ser higienizado con agua y jabón, de tal manera que se previene cualquier tipo de exposición a virus y bacterias.

¡ Comparte nuestra publicación !

About the author

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *