Alarmas por casos de hepatitis aguda infantil.

En los últimos meses se prendieron las alarmas por casos de hepatitis aguda desconocida en niños, este “brote” se empezó a reportar en Reino Unido y se fue expandiendo por el mundo. Según la OMS (2022) son un total de 920 de casos notificados en 33 países, de los cuales se han reportado 18 muertes (2% de casos). Este brote, cuyo origen no encaja con ninguno de los tipos de hepatitis conocidos ha generado grandes preocupaciones y preguntas a nivel global.

La hepatitis es una inflamación del hígado, que puede dañar y destruir las células de este. Existen varias formas de contraer la hepatitis, las dos más frecuentes son la hepatitis tóxica: Ocurre cuando alguien bebe mucho alcohol, consume ciertas drogas ilegales o medicamentos o se expone a algún veneno. Por otro lado, está la hepatitis vírica: La hepatitis A, B, C, D y E. A pesar de que los virus difieren entre sí, tienen una cosa en común; provocan una infección y una inflamación que es nociva para las células del hígado. Cuando la inflamación ocurre de manera rápida y abrupta, hablamos de una hepatitis aguda. En algunos casos, como en las hepatitis B, C y D, la infección puede tornarse crónica.

Entre los síntomas conocidos de la hepatitis aguda encontramos los gastrointestinales, como diarrea o vómito, fiebre y dolor muscular, pero lo más característico es la ictericia, que es cuando se torna una coloración amarilla de la piel y los ojos. 

En relación con este nuevo brote desconocido de hepatitis aguda desconocida infantil, los especialistas continúan buscando una característica en común en todos los casos, pero por el momento no la hay. La mayoría no están conectados entre sí, no localizaron una toxina que esté presente en el cuerpo de todos los niños afectados, tampoco un virus o una condición genética que afecte a todos ellos, aunque es necesario seguir en la búsqueda de respuestas.

Esto nos ha dado como resultado varias hipótesis sobre la causa de estos casos, desde factores toxicológicos, alimenticios, inmunológicos, ambientales e infecciosos, pero ninguna ha podido comprobarse hasta ahora y varias de ellas se están investigando activamente. OPS (2022). Otros estudios también hablan con respecto a la vacuna del Covid-19 a la que vinculaba con este brote, pero se demostró que la mayoría de los niños afectados no recibió la vacuna y por ahora se descarta que los casos estén relacionados con la vacunación. Lo ideal es que al momento que se tengan respuestas se podrá generar una debida estrategia de salud pública para prevenir los casos y tratar dicha enfermedad.

Por el momento lo único que podemos hacer es tomar medidas preventivas, las recomendadas por los expertos son similares a las adoptadas frente a la pandemia de Covid-19, como lavarse las manos con jabón o gel antibacterial, evitar multitudes y asegurar una buena ventilación de los interiores. Asimismo, se sugiere el uso de mascarilla, el consumo de agua potable, la correcta higiene durante la preparación de los elementos: separar los alimentos crudos de los cocidos, cocinar bien los alimentos, mantener la comida a temperatura seguras, usar agua potable y limpiar regularmente las superficies.


Referencias:

Forbes. (2022). Suben a 920 los casos de hepatitis infantil de origen desconocido en 33 países. Forbes México.
https://www.forbes.com.mx/suben-a-920-los-casos-de-hepatitis-infantil-de-origen-desconocido-en-33-paises/ 

Stanford Childrens. (2022). Hepatitis en niños. Stanford Childrens. https://www.stanfordchildrens.org/es/topic/default?id=hepatitisinchildren-90-P05627

OPS. (2022). Preguntas y respuestas: hepatitis aguda grave en niños. Organización Panamericana de la salud.
https://www.paho.org/es/noticias/21-6-2022-nuevas-orientaciones-ops-buscan-contribuir-investigacion-causa-hepatitis-origen

¡ Comparte nuestra publicación !

About the author

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.